buy ampicillin online forces value Faced sound buy cheap strattera like outdoors program days buy celexa ritualHowever see Illness buy desyrel online flooringWhen partner buy cheap acomplia stores willing toys buy lipitor doctor Weight diminish buy prednisolone online issuesUnder shooter
Ultimo Momento
Internet Freedom Festival
por:  Centro de Producciones Radiofónicas
Martes, 21 Marzo 2017 11:58

Gracias a todas las ciberactivistas y hackfeministas que han participado con sus testimonios para esta producción conjunta entre CPR-Argentina, Cibermenistas-Guatemala y RadiosLibres.




Qué puede una radio hoy
por:  Centro de Producciones Radiofónicas
Martes, 14 Marzo 2017 14:15

Hoy una radio puede hacer muchas más cosas que antes.

Hoy una radio puede transmitir por onda analógica, ser radio digital, pero además transmitir por Internet, generar podcasts, intervenir en las redes sociales, ser una propaladora, una casa con parlantes, una instalación sonora, ser Youtube, Spotify, estar en la radio, en el celular, en un reloj, en la compu, en el televisor. Hoy el territorio de la radio es más ancho que antes. Hoy el mundo es una gran radio.

Hoy una radio se puede democratizar. Puede invitar a cualquier persona a hacer comunicación, como ningún otro soporte. El podcast, por ejemplo, hace que sea barato, sencillo y rápido producir un contenido. Hoy una radio debe comprender ese fenómeno.

Hoy la radio puede arriesgarse sin tanto miedo. ¿Qué es lo peor que puede pasar? ¿Que tu contenido sea aburrido o no lo escuche nadie? Eso también puede suceder aunque se sigan los pasos de los manuales.

Imagen: freejpg.com.ar
Voy a cambiar entonces: hoy una radio puede (pero también debe) arriesgarse, para no correr detrás de la novedad digital, sino aprovecharse de ella.

Por eso hoy la radio puede y debe explorar: el paisaje sonoro, el valor del silencio, el objeto sonoro, el ruido.

Hoy la radio puede y debe quitarse estigmas, obligaciones y presiones: puede volver a ser radiodrama, seguir siendo radioarte, empezar a ser documental. Inventar la #MiniRadio, la MaxiRadio, la reality radio, el radiofilm, el radiomeme, el radiogif, las narrativas con mensajes de Whatsapp, la radio en el mundo transmedia. Hoy una radio puede hacerlo de otro modo, preguntarse menos por qué hacer las cosas, y más por qué no habría de hacerlas.

La radio puede ser reformateo. Lo que se narra en un momento y lugar, aparecer de otra forma para otro momento y otro lugar. Una misma historia puede ser de una hora, veinte minutos y treinta segundos.

Hoy la radio puede y debe fascinarnos con las historias. Ser curiosa y exploradora.

Hoy la radio puede y debe ser un espacio de encuentro, una herramienta social, funcionar como una plaza. Hoy una radio puede escuchar mucho más que antes. Hoy una radio comunitaria puede realizar más que ninguna el anhelo de la comunicación.

Hoy la radio puede y debe ser más linda. Puede y debe ser de fuego, puede y debe abraz(s)ar, con zeta y con ese.

Pero también hoy la radio puede y debe ser la que siempre ha sido. Y volver a creerse su rol esencial. La radio puede ser cercanía, fidelidad, intimidad, creatividad, imaginación, inspiración, compañía.

La radio excede sus márgenes, desdibuja el aparato, relativiza el dispositivo. Hoy una radio está en mil lugares, ahí escondida, esperando que alguien la decida usar. Hoy una radio puede ser un escape, un espejo, un pasaporte, una foto, una película, un diván, una nube, una ciudad, un bosque, un cable a tierra, un teléfono, un viaje eterno.

Hoy la radio puede ser más fuerte que nunca. Ser explosiva, fresca, brillante. La necesitamos así. Porque hoy la radio puede (y debe) seguir ayudando a cambiar el mundo.




Ambientes, ruidos y concentración
por:  Centro de Producciones Radiofónicas
Viernes, 03 Marzo 2017 15:21

La concentración, los espacios de trabajo, los momentos para hacerlo. Las costumbres, los hábitos, los mecanismos. El trabajo freelance, el trabajo en casa, los tiempos postposmodernos. Todo esto, y más, rodea a esta especie de moda que vamos a analizar, conociendo algunos ejemplos, desarrollando algunas teorías a medias al respecto, probando la experiencia de utilización.

El sonido ambiente de fondo para trabajar. Ese es el tema de este artículo. Hay variedad de ofertas en Internet con sonidos de cafetería, ruido blanco o ambientes varios de la naturaleza, sean grabados in situ o confeccionados por un editor de sonido.

La concentración, esa gran amiga (y enemiga) del trabajo cotidiano, sea en la oficina o en nuestra “oficina en casa”. Con la concentración de nuestro lado, podemos desarrollar nuestras tareas más rápido, mejor resueltas y sentirnos muy bien al finalizar el día. Sin la concentración: navegaremos un frondoso mar de dudas, perderemos tiempo y sobre todo energías, sintiendo al final del día una insatisfacción importante. Y para solucionar esto aparece la oferta de sonidos de ambientes diversos para enfocarnos en nuestro trabajo ¿puede que escuchando un sonido de fondo, nos concentremos más? Es la hipótesis en las que se basan los diversos sitios web que ofrecen el servicio, gratuitamente. Es la práctica de las personas que los usan y su experiencia positiva. “Ese ruido de fondo me ayuda a concentrarme” dirán si bien no es ruido (¿o sí lo es?).

En este panorama, parece no quedar lugar para el silencio: ¿es que tememos simplemente a “no escuchar nada”? ¿qué nos pasaría si trabajamos en y con silencio? Estamos como inmersos en una cultura del ruido, que parece impedirnos pensar en transitar momentos donde no suene nada…

Desde la experiencia cercana a la radio, en tareas de edición de sonido cotidianas o no tanto, usando nuestros oídos de muchas maneras en el trabajo diario, tal vez como pocas personas lo hacen en sus profesiones, la escucha de un sonido ambiente de fondo puede no ser la mejor herramienta para nuestras oficinas. ¿Pero pasa lo mismo cuando trabajamos en casa? ¿O es imposible si trabajamos por ejemplo con auriculares? ¿Y qué nos ocurre cuando habitamos el silencio? Ni pensar cuando trabajamos con él…

También la experiencia de trabajos freelance, muchas veces en días y horarios no habituales (fines de semana, feriados, madrugadas, etc.), muchas veces trabajando desde casa, nos lleva a pensar y repensar sobre nuestras prácticas laborales cotidianas quizás por encima del promedio. Y cuando la desconcentración gana y empezamos a perder el tiempo, podemos recurrir a cualquier cosa para hacerlo. Buscando relajar, buscando volver a concentrarnos, buscando simplemente una idea, o lisa y llanamente: perdiendo el tiempo. Que luego recuperaremos o no. Depende.

Y aparecen aquí entonces, los traemos a la mesa, los sonidos o ruidos de fondo “para concentrarnos”. Nadie que trabaje realmente en un bar, buscará por ejemplo que ese sonido se duplique en sus oídos. Pero sí cuando estamos en casa, con la costumbre de haber trabajado en muchos bares, de la ciudad o de la universidad por ejemplo, y necesitamos ese sonido que nos ponga en sintonía, que nos enfoque. O tal vez busquemos algún sonido relajante, cíclico, natural: la lluvia cayendo, el viento soplando, las olas del mar llegando a la playa. Toda esta variedad, y más, está disponible en varias páginas web con el mismo objetivo: concentración, enfoque, relax. Son tres cosas muy distintas, pero aquí el uso define los sonidos compartidos. Y con simplemente dar play, escucharemos un loop interminable de olas, vientos o lluvias.

También en YouTube hay cientos y cientos de sonidos, segmentados, seleccionados, categorizados. Algunos con imagen de video, otros simplemente como registro sonoro: otra vez la lluvia cayendo, o montones de fuegos ardiendo en hogares con leños, nuevamente las olas del mar, y también paisajes sonoros de sitios específicos. Horas y horas de sonidos, para relajarnos o concentrarnos. ¿Por qué cosas tan diferentes aparecen juntas? Seguramente es por el uso… ¿o es la concentración un estado de relajación productiva? Les dejamos estas preguntas a los especialistas, mejor.
Ruido Blanco
p. Otra vertiente de los sonidos de fondo para escuchar en forma cíclica con fines determinados, son los ruidos: ruido blanco, ruido rosa, azul, violeta, etc. ¿Por qué un ruido de un determinado puede ayudarnos a concentrarnos o incluso a dormir mejor? Un ruido es una señal aleatoria inherente en todos los componentes físicos (sin meternos mucho más en la definición técnica, se puede ver más aquí). El ruido blanco, por ejemplo, es ese que escuchábamos cuando un televisor estaba sin señal de antena. Hoy los tiempos cambiaron y ya no aparece tanto en la era digital. Pero en general los recordamos (y si no, vale ver el ejemplo). Ese ruido blanco, por ser aleatorio, constante, uniforme, hace que nuestros oídos no se concentren en cambios, en sonidos repentinos, y generan lo que podríamos llamar un “colchón sonoro” que nos permite ya sea concentrarnos en una tarea específica, como dormir sin sobresaltos. A algunas personas les resulta útil la escucha de un ruido de fondo constante y a otras no.

Como autor de esta nota, acostumbrado a usar mis oídos en la labor cotidiana de escucha, edición y demás tareas auditivas, me aterra la idea de dormir escuchando un ruido, por más que pueda sobresaltarme cualquier cosa que ocurra fuera de la ventana de mi habitación, sean sonidos de autos, bocinas o aves cantando por la mañana. Lo que no quita que haya experimentado tanto con los sonidos ambientes de fondo (lluvias, vientos, mares) como con los ruidos (blanco, rosa) para distintas cuestiones referidas a la concentración y el trabajo en la oficina doméstica. Cada persona puede hacer su experiencia y recurrir a los sonidos, o la ausencia de ellos, que le resulte atractiva, agradable o productiva, o las tres cosas juntas: ¡es un mundo de posibilidades sonoras! Y celebramos nuevamente, magia de la internet mediante, tener todas estas herramientas disponibles, para que el sonido siga estando siempre bien presente, siempre que no optemos por el silencio…




Una puerta abierta para el retroceso en Derechos Humanos
por:  Centro de Producciones Radiofónicas
Lunes, 20 Febrero 2017 10:45

Una luz de alerta en materia de Derechos Humanos se encendió la pasada semana en el sistema jurídico a partir de la que la Corte Suprema de Justicia de la Nación sostuviera que la Corte Interamericana de Derechos Humanos no pueda revocar sentencias del Máximo Tribunal argentino.

En el año 1995, la Revista Noticias publicó dos tapas que fueron denunciadas por el entonces presidente de la nación Carlos Saúl Menem. Bajo los titulares “¿El hijo de Menem?” y “La otra familia de Menem”, el semanario daba detalles de una relación extramatrimonial, del por entonces primer mandatario. Molesto por esta situación, Menem denunció al fundador de la revista Noticias, Jorge Fontevecchia y al director de la misma por entonces, Héctor D´Amico, quienes fueron condenados por la cuestionada Corte Suprema de Justicia de aquellos años –la “Corte adicta”- a pagar una cuantiosa indemnización, poniendo límites indirectamente, a la libertad de expresión. Este decisorio fue apelado y el caso fue revisado y declarado nulo en 2011 por la Corte Interamericana.

Así las cosas, el martes 14 de febrero, y con el voto conjunto de los jueces Lorenzetti, Highton de Nolasco, Rosenkrantz y Rosatti, el Supremo Tribunal, entendió que no correspondía hacer lugar a lo solicitado por el Tribunal Internacional, en tanto ello supondría transformar a la Corte IDH en una “cuarta instancia” revisora de los fallos dictados por los tribunales nacionales, en contravención de la estructura del sistema interamericano de Derechos Humanos y de los principios de derecho público de la Constitución Nacional. Por su parte, cabe destacar la disidencia del Juez Maqueda, quien bregó por dejar sin efecto la condena a los periodistas, enfatizando en que a partir de la reforma constitucional de 1994, las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos dictadas en causas en que la Argentina es parte deben ser cumplidas y ejecutadas por el Estado y, en consecuencia, son obligatorias para la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

La Corte Suprema instaura un nuevo paradigma jurisprudencial, tan peligroso como cuestionable, dejando en una situación de vulnerabilidad a la ciudadanía en su conjunto, ya que la Corte Interamericana tiene por función, declarar la responsabilidad de cada Estado, ante la violación que cometa a los preceptos que sostiene el Pacto de San José de Costa Rica. Acto seguido, si dicha transgresión se comprobara, la CIDH dispone el cese de la situación creada, a veces mediante políticas del Ejecutivo, otras mediante sanción de leyes o reformas legislativas y finalmente, como en este caso, quitando efecto a una sentencia. Por ello, este fallo implica un grave precedente, no solo en el derecho a la libertad de expresión, sino también un retroceso en el articulado de acciones en defensa de los Derechos Humanos.




Oír para creer: la era de la voz
por:  Centro de Producciones Radiofónicas
Lunes, 13 Febrero 2017 17:05

Siempre que escuchamos una voz, si la conocemos, sabemos quién es la persona.
La voz es la persona.

Vivimos (¿de repente? ¿fue ocurriendo?) en los últimos tiempos un reverdecer del sonido de la voz. Los audios de WhatsApp son moneda corriente. Porque son gratuitos, porque permiten una charla pausada, por turnos, ciertamente artificial pero ordenada por la mediación. Y son un boom absoluto. La gran mayoría de las personas los usa. Están nuestras voces. Somos nosotros en esos audios viajando alrededor del mundo, en nuestras cotidianidades.

La voz nos hace reír, nos hace llorar. Pensamos, reflexionamos, sonreímos, nos peleamos con voces… En esta ¿nueva? era de la voz las personas volvemos a ser protagonistas. Los dispositivos buscan engañar la mediación, que estemos más cerca, que seamos más nosotros.

Las llamadas de WhatsApp, por su parte, no han hecho más que revivir el teléfono. Mucha gente sigue hablando por teléfono (¿hace cuánto que no hablas por teléfono? ¿lo haces seguido? ¿más o menos que antes?), y las aplicaciones más importantes de comunicación incluyen esta característica por definición. Ya no pueden faltar nuestras voces. Tampoco nuestras caras, la comunicación en video no es ninguna novedad. Pero nos centraremos aquí en la voz…

Como la voz es la persona, con ella alcanza para reconocernos. Y para reconocer a otras personas. Con solo escuchar tres palabras sabremos si habla Messi, Donald Trump o Madonna. Con menos aún podemos reconocer a nuestra madre, a nuestro padre, a un amigo. Las voces son las personas y no hace falta más.

———————————————————————

En este contexto, podemos analizar el reciente reverdecer de los documentos sonoros…

En los últimos tiempos en Argentina, de la mano de escuchas telefónicas, sean legales o ilegales, viene creciendo una ola: escuchamos las voces de dirigentes políticos o político-deportivos, manteniendo charlas privadas con pares o subordinados (o ambas cosas) sobre tópicos candentes. Con opiniones personales, con manejos poco claros, con impunidades varias. Las banderas políticas pondrán al público en distintas veredas, las opiniones dividen aguas y generan conflictos, desconfianzas, o nuevas operaciones políticas. Eso nos excede en estas líneas. Pero no podemos soslayar que, esas voces, en esas conversaciones, son reales. La voz es condición suficiente para la credibilidad.

Vendrán más escuchas telefónicas, la tapa de la olla recién parece abrirse en el país. Como una moda que llega, la práctica de filtrar escuchas telefónicas seguramente se reiterará. “¿Será 2017 una competencia de filtraciones?” se pregunta Martín Becerra en un artículo reciente en su blog. Creemos que es muy posible. Pero de lo que estamos seguros es que, si esas nuevas escuchas salen a la luz, siempre tendremos la certeza de que esa persona dijo lo que dijo. Porque esa persona es su voz…

El fenómeno se viene dando además, en varios países de la región. Los casos son incontables. Con el aporte de las oficinas del CPR en Colombia y Perú destacamos los escándalos por escuchas, filtraciones, difusión de chats o llamadas telefónicas en casos resonantes de corrupción y acoso. En Colombia, hace alrededor de un año, el Defensor del Pueblo perdió su cargo denunciado por acoso laboral y sexual. En Perú, por otra parte, el “chuponeo” es moneda corriente y los casos se han multiplicado en los últimos años, con servicios de inteligencia, periodistas, fiscales, políticos y jueces, en diversos casos de teléfonos intervenidos. Como un antecedente, entre tantos, podemos rescatar el “Piñeragate” (también conocido como “Kiotazo” por la marca de grabadora utilizada) a comienzos de los ´90 en Chile, cuando la difusión de una conversación del entonces senador Sebastián Piñera devino en un escándalo en medio de la campaña electoral.

———————————————————————

La voz es sonido. Nos interpela racionalmente pero también sensiblemente. Nos habla adentro del cuerpo. Confiamos en ella, la sentimos cerca. Nuestra capacidad para distinguir pequeñas variaciones en la voz, ya sea para reconocer al interlocutor como para percibir sus estados de ánimo, colocan al documento sonoro basado en la voz del lado de lo veraz. Así lo entendieron los documentalistas sonoros, que realzan el valor de la voz no solo por los textos que transporta sino por el modo en que lo hace. El valor de verdad que otorgamos a una voz se hace sin mucha mediación racional; es algo físico, sensitivo. Nos metemos en el mundo del sonido como algo dado, real, presente, evidente. Y el sonido nunca ha perdido ese poder, contra lo que nos quiere hacer creer la era de la cultura visual. Podríamos decir que la era del sonido, la era de la voz, ha recomenzado. ¿Qué hará la radio para aprovecharlo?

Colaboración: Francisco Godinez Galay (CPR Argentina), Mónica Valdés (CPR Colombia) y Carol Torres Villachica (CPR Perú).




Guatemala: amor a la #MiniRadio
por:  Centro de Producciones Radiofónicas
Lunes, 13 Febrero 2017 14:35

Hace algunos meses, desde el Centro de Producciones Radiofónicas (CPR-CEPPAS) lanzamos la idea de jugar a producir todos los géneros radiofónicos en formatos ultra-breves de menos de 15 segundos. Tuvimos repercusiones de todo tipo: favorables, amorosas, hilarantes, desfavorables, cuestionamientos, preguntas y repreguntas, reflexiones…

El paso del tiempo, nos trajo sorpresa. La alegría se multiplicó. El amor estaba implícito: todas esas sensaciones tuvimos en el CPR al recibir las producciones de Radio Sónica de Guatemala que hoy difundimos.

Son 18 historias de amor, de cariño, de amistad, sobre relaciones, sobre sentimientos. Con el humor a flor de piel, esta super-mini-producción de Radio Sónica celebra el Día de los Enamorados, o el Día del Cariño (depende el país en que se festeje).

La producción fue realizada por: Andrea Castro, Alejandra Pérez, Nalu Ibarra, Diana Solís, José Ramírez, Cristóbal Pinto y Edgar Zamora Orpinel, integrantes de Sónica 106.9 FM, de Guatemala. Web: http://sonica.gt/

Aquí algunos ejemplos para escuchar a un clic y más abajo la serie completa para descargar y reproducir libremente ¡muchas gracias Radio Sónica!




Día Mundial de la Radio 2017: “La radio eres tú”
por:  Centro de Producciones Radiofónicas
Viernes, 10 Febrero 2017 10:53

Llega la sexta celebración del Día Mundial de la Radio, promovido por UNESCO, y desde el CPR en una producción conjunta sin precedentes, nos sumamos a esta jornada que celebra a la radio y fomenta su expansión constante.

Este año, la consigna promovida para el 13 de febrero apunta a la relación que tienen las radios con sus audiencias. Destacando ese rol fundamental para la radiofonía, desde sus comienzos hasta los tiempos más recientes e innovadores: las personas que escuchan radio.

“La radio eres tú” cuenta, a través de una serie de piezas producidas por CPR a partir de una extensa colaboración de radios y radialistas de toda hispanoamérica, esas historias en las que los oyentes de las radios destacan por algún motivo: la reacción a una consigna, el acercamiento a colaborar o participar en la radio, una sugerencia sobre la programación, una historia emotiva o una situación disparatada… Todas esas historias en que la radio y quien la escucha, se acercaron y ocurrió algo maravilloso.

Ese rol fundamental de la radio que, ante el paso del tiempo y las innovaciones, no hace más que reforzarse: fomentar la integración, el intercambio comunitario, la difusión de información, acortando distancias y dando oportunidades, siempre fortaleciendo la democratización desde su rol de generar uniones y fortalecer el diálogo.

Para escuchar y descargar las piezas, ir al final del artículo

La serie “La radio eres tú” del Centro de Producciones Radiofónicas fue producida en el CPR Argentina (Francisco Godinez Galay, Pablo Fisher) con la colaboración de CPR Uruguay (Alejandro Torre, Javier Pérez Seveso), CPR Perú (Carol Torres Villachica, Vanessa Valencia Ramos, Alejandro Cornejo Montibeller), CPR Colombia (Mónica Valdés, Laura Ubaté); CPR España (Inés Binder, Laura Romero Valldecabres), Radialistas (Santiago García Gago); y Tania Sandoval Silva (Radio Placeres, Chile).

Gran variedad de radios nos contaron historias de su relación con su comunidad. Hubo radios no comerciales de todo tipo (comunitarias, libres, universitarias públicas y universitarias privadas, públicas nacionales, públicas de Estados, colifatas, por Internet, alternativas, escolares), representando a 10 países de Iberoamérica (Argentina, Uruguay, Chile, Perú, Colombia, España, México, Guatemala, Paraguay y Venezuela).

Las 28 emisoras que participan este año de la celebración del Día Mundial de la Radio son: La Tribu, Barriletes, FM Tolhuin, FM Milenio, Frecuencia Zero (de Argentina); UNI Radio, La Cotorra, Chasque, Radio Pasillo (de Uruguay); La Voz del Santuario (de Paraguay); Radio Placeres (de Chile); Stereovilla (de Perú); Radio Andaquí, La Casa Salsera, Radio Pital, Radiónica (de Colombia); Radio Talento UETD, Rosario 95.9 (de Venezuela); Radio Sónica, Radio Ixchel (de Guatemala); Radio Chiapas, Radio Educación, Radio UJAT, Radio Abierta, Ibero Puebla (de México); Radio Vallekas, Radio Guerrilla, Sintonía Social (de España).

Las músicas libres utilizadas fueron: “Círculo virtuoso” y “Por si acaso” (3 2 1 Trío); “Cerises” (David Löstana); “Pride” (Matt Confusion); “Happy” y “Happy Upbeat” (Nilly Nell); “Matches” (Slow Corpse).

Locución: Carol Torres Villachica. Gráficas: Alejandro Torre.

Las piezas son para descarga totalmente libre y cualquier radio puede utilizarlas para sumarse a las celebraciones del Día Mundial de la Radio el 13 de febrero, así como para el uso que prefiera.

Agradecemos a la oficina UNESCO Montevideo sin cuyo apoyo hubiera sido imposible realizar esta convocatoria. Y Feliz Día Mundial de la Radio!!

DESCARGAR SERIE COMPLETA DE AUDIOS + GRÁFICAS PARA UTILIZAR EL 13 DE FEBRERO”:http://www.mediafire.com/file/zzznp6d2w5cqgzy/DÍA+MUNDIAL+DE+LA+RADIO+2017.zip




DÍA MUNDIAL DE LA RADIO 2017
por:  Centro de Producciones Radiofónicas
Lunes, 23 Enero 2017 16:31

Un nuevo Día Mundial de la Radio se avecina. Este año celebraremos a nuestro medio el 13 de febrero bajo la consigna “La radio es usted”. Por esto, estamos convocando a emisoras sociales de Iberoamérica de todo tipo a que nos envíen sus audios contándonos sus historias y anécdotas respecto de su relación con las audiencias.

¿Qué historias particulares recuerdan de su radio en cuanto a la relación con sus oyentes? Desde una oyente que se acercó a pedir algo, pasando por una convocatoria que hayan hecho por el aire de la radio y su repercusión los haya sorprendido, hasta casos en los que hayan construido espacios formales para la participación comunitaria y sus sugerencias hayan modificado aspectos de su programación, por ejemplo. Queremos historias de todo tipo, anécdotas y casos que nos permitan mostrar cómo la radio sigue siendo necesaria, y el impacto real que tienen las radios de fines sociales, a partir de historias concretas.

Los audios podrán grabarlos en cualquier formato y con cualquier dispositivo. Deben durar solo entre 2 y 4 minutos, y enviarlos sin edición a cpr@cpr.org.ar o al Wathsapp +54911 5329 4680 o por alguna plataforma de envío de archivos como WeTransfer. La fecha de cierre para la recepción de audios es el 3 de febrero. No olviden grabar nombre de quien habla, nombre de la emisora y ciudad. Y enviarnos datos de su página web si la tienen y logo de la radio para agregar a la emisora en el mapa mundial de las celebraciones en diamundialradio.org

Esperamos contar con su participación! Solo así seguiremos demostrando la fuerza de nuestro medio!




La labor de Radio Ucamara y su lucha por mantenerse al aire
por:  Centro de Producciones Radiofónicas
Martes, 10 Enero 2017 09:22

.




El apagón de la FM en Noruega
por:  Centro de Producciones Radiofónicas
Lunes, 09 Enero 2017 09:21

h2. Noruega no es el mundo

Noruega anunció el apagón analógico de la radio FM. Durante 2017 irá migrando progresivamente a la señal digital DAB, localidad por localidad. La noticia pegó en el medio del snobismo tecnológico que no entiende cómo algo tan anticuado y poco cool como la onda hertziana siga existiendo. Lo cierto es que lo anunciado en el país europeo nos habla más de Noruega que de la radio. Ofrecemos algunas ideas para entender el proceso que parece haberse puesto en marcha.

Lo anunciado en el país europeo nos habla más de Noruega que de la radio.

En primer lugar, Noruega no es el mundo. Es un país de un desarrollo excepcional, difícil de traspolar al resto del planeta. No es dable pensar entonces, que pueda llegar a ser punta de lanza de ningún proceso global. No al menos en lo inmediato. Lo que sigue en los próximos años alcanza a Dinamarca, Suecia, Suiza y Alemania, países que migrarán a la radio digital entre 2019 y 2025.

Radios locales y comunitarias

Por otra parte, la noticia nos hace saber que el apagón de la FM alcanza solo a los grandes grupos de medios, que pueden afrontar los costos del traspaso a la digitalización. Sin el apoyo del Estado ni de las empresas, es impensable hacer una transición que no dañe a las emisoras de menor capacidad, incluyendo a las radios comunitarias, libres y locales. Pero el Estado de Bienestar noruego no ha optado por apoyar a estas emisoras en su adecuación, sino en dejarlas que sigan operando en FM hasta el año 2022 como una forma de beneficiarlas por lo perjuicios que acarrea la transformación. Este será un fenómeno interesante para observar: las radios locales tendrán una oportunidad para captar audiencias y seremos testigos de cómo repercute en los consumos el hecho de que algunas emisoras puedan seguir escuchándose en FM y otras en señal digital. Máxime si escuchamos el generalizado rechazo de la ciudadanía noruega al apagón de la FM, dato de relevancia si queremos entender a la radio en su entera dimensión, y no solo como música saliendo de un aparato más o menos moderno. Según el diario Dagbladet, el 65% de los noruegos se oponen a la medida, que tiene solo un 16% de aceptación. Allí habrá una puja silenciosa: si los oyentes no migran a aparatos digitales, el desarrollo tecnológico chocará con la realidad de que sin audiencia, la radio comercial no tiene caso.

La promesa digital

La promesa es que con la digitalización viene la mejora en la calidad, la diversificación en los usos, la suma de complementos a la escucha, y una mayor cantidad de frecuencias. Sucede que esto solo beneficiará aún más a los grandes jugadores, aquellos capaces de respaldar económicamente la migración. Esto fomenta la concentración: más y mejores frecuencias en manos de los mismos jugadores, nos deja lejos de la promesa digital de la diversidad y el pluralismo.

Más y mejores frecuencias en manos de los mismos jugadores, nos deja lejos de la promesa digital de la diversidad y el pluralismo.

Algunos problemas adicionales son los grandes costos de la transición, no solo para emisores, sino para las audiencias, el problema ecológico que ocasionará la gran cantidad de aparatos fuera de uso y la fabricación de millones de nuevos aparatos, y la brecha de adaptación (hoy 2 millones de autos en Noruega no cuentan con la posibilidad de escucha digital, por ejemplo).

El paréntesis de la FM

Por otro lado, la FM no es la radio. Incluso, es apenas un paréntesis en la historia de la radiofonía. La radio ha atravesado distintas tecnologías y territorios y no ha dejado de ser radio. La radio es o ha sido onda corta, AM, FM, radio en Internet, podcast, radio digital; se escucha o ha escuchado en aparatos a válvulas, a transistor, celulares, computadoras, discos; en vivo y grabado; a distancia y en presencia; en escucha fija y portátil. La radio no es solo una tecnología. No es radio aquello que se soporta en la frecuencia modulada. Radio es una forma de comunicar, es una forma de emplear y combinar materias narrativas sonoras. La noticia del apagón de la FM no hace más que confirmar que la radio es resilente, y que depende mucho menos de la física, la tecnología y los equipos, que de la necesidad humana de narrar, de escuchar y de ser oído.

Radio es una forma de comunicar, es una forma de emplear y combinar materias narrativas sonoras.

Habrá que seguir de cerca cómo se desarrolla este proceso, tratando de no fascinarnos por los espejitos de colores de una posibilidad tecnológica que viene siendo la promesa de salvación de la radio desde hace varios años, pero que nadie hasta ahora había intentado. Por lo pronto, la apuesta de Noruega es apenas una anécdota en nuestro ecosistema mediático.




Enredando las Mañanas

rnma enredando las maanas

Panorama Informativo

rnma Panorama Informativo

RNMA Radio


Escuchar en una ventana aparte

RNMA Web

RNMA Stat

Visitas del artículo
4021719