buy ampicillin online forces value Faced sound buy cheap strattera like outdoors program days buy celexa ritualHowever see Illness buy desyrel online flooringWhen partner buy cheap acomplia stores willing toys buy lipitor doctor Weight diminish buy prednisolone online issuesUnder shooter
Noticias

Noelia Benitez detenida desde julio de 2016 por haberse defendido del ataque de su expareja y padre de sus hijos

violencia machistaEn el programa radial Enredando las Mañas de la RNMA, hablamos del caso de Noelia Benitez, quien se encuentra detenida desde julio de 2016 por haberse defendido del ataque de su expareja y padre de sus pequeños hijos, Walter Valdez. El machismo en la justicia está nuevamente en la mira luego de que el fin de semana pasado trascendiera que el juez de ejecución penal de Entre Ríos Carlos Alfredo Rossi había liberado al violador reincidente y femicida de Micaela García, a pesar de las recomendaciones de lxs peritxs en contra de esta decisión. Descargar: AUDIO

 

Otra de las expresiones de este machismo estructural del sistema judicial, mucho más invisiblizada, es la que criminaliza a las mujeres, lesbianas y trans que se defienden de la violencia de género. En los últimos días trascendió la situación de Noelia Benitez, una joven de XXX años detenida desde el año pasado por tentativa de homicidio agravado cuando se defendía de la agresión de su pareja.

 

Para interiorizarnos de la situación de Noelia nos comunicamos con Julia Properzzi, que nos explica que, en estos momentos, Noelia “está con una morigeración, que es un arresto domiciliario. Ella está presa desde el 17 de julio de 2016, del año pasado, con una carátula que es tentativa de homicidio agravado por el vínculo, por un hecho que fue en defensa propia después de haber sufrido violencia de género por parte de su pareja durante más de cuatro años”. Al momento del hecho, continúa, “se presentó voluntariamente en la comisaría del barrio del Carmen, en Berisso e inmediatamente quedó detenida, se le imputó sin ninguna averiguación de cómo habían sucedido los hechos y estuvo incomunicada dos semanas, dos meses en otra unidad penitenciaria y finalmente la trasladaron a Magdalena, donde estuvo la mayor cantidad de tiempo, que fue alrededor de cinco meses y en diciembre del año pasado, por la organización y la lucha que se llevó adelante y por un pedido de su defensa, se consiguió el arresto domiciliario”.

 

Este beneficio es importante, pero la realidad, indica Properzzi, es que “ella sigue estando detenida con la misma carátula y en el marco donde todo el sistema judicial, no solamente el juez que interviene sino también, sobre todo, por intervención de la fiscal que es Virginia Bravo, que dijo que había elementos suficientes para tenerla imputada. En este momento, la fiscal pidió hace alrededor de veinte días, la elevación a juicio. En ese marco de situación, al haberse cerrado la etapa de investigación, todavía hay una instancia de apelación y es ahí donde volvimos a intervenir a través de la defensoría pública con el pedido de sobreseimiento”. Este pedido fue presentado al Juez Juan Pablo Massi del Juzgado de Garantias Nº4 de la Ciudad de La Plata por la Defensoria Nº4 -a cargo de la Dra. Julia Martinez- y lo acompaña la presentación de un Amicus de parte del Observatorio de Violencias de Genero de la Defensoria del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires. La situación que atraviesa Noelia está lejos de ser una excepción. El sistema judicial expresa de manera sistemática los mismos rasgos de la cultura machista a las que están expuestas mujeres, lesbianas y trans en su vida cotidiana, agravado por la responsabilidad y poder que tiene a la hora de decidir sobre sus vidas. Lejos de protegerlas y resguardarlas, las acusa, encarcela y violenta cuando intentan defenderse. Otro de los casos que se ha instalado públicamente en los últimos meses es el de Higui, la joven lesbiana que se encuentra detenida por la muerte de uno de los diez hombres que la agredieron y pretendieron violarla.

 

Julia hace hincapié en que una de las instancias que se utiliza para culpabilizar a las mujeres en esta situación es la de el haber hecho o no denuncias previas de violencia de género. Sin embargo, comenta, “en el caso de Noelia, como en tantos otros, recurrió a la comisaría para poder efectuar la denuncia y hubo vacilaciones, tomadas de pelo, la han dejado un montón de tiempo esperando para nunca hacer efectiva la denuncia, y deja al descubierto la revictimización permanente que se hace de las compañeras y de todas las mujeres, lesbianas, travestis, trans que sufren estas situaciones de violencia nuevamente. Porque, por un lado, está el abandono por parte del estado en un principio, al no haber políticas de género por ejemplo, ante los cierres de los refugios, y luego, una vez que las mujeres nos defendemos, o decidimos terminar con una situación de violencia, que es permanente, en las calles, en las casas, el estado vuelve a intervenir de forma represiva judicializando, dejando presas a quienes nos defendemos de la violencia machista que se sufre a diario. Es el estado, que a través del sistema judicial interviene de esa forma”.

Son muchos y en distintos puntos del país los casos que ejemplifican esta característica del sistema judicial, como hace pocos días denunciaron las propias trabajadoras del poder judicial de la Asociación Judicial Bonaerense y de la provincia de Córdoba en un comunicado: “Este no es el poder judicial que queremos,las trabajadoras judiciales sabemos de sobra que no se designa a personas capacitadas, que la licencia por violencia de género es aun materia pendiente, que el acoso es una constante en las oficinas de tribunales y que los violentos permanecen en sus cargos y las víctimas padecen violencia institucional, son obligadas a traslados y a licencias que ocultan la verdadera problemática (…) exigimos intervención interdisciplinaria eficiente (…) presupuesto adecuado junto a una reforma que tenga que ver con la capacitación y la democratización del ingreso al Poder Judicial”.

 

Mientras tanto, afirma Julia, “Seguiremos en las calles y donde sea necesario, exigiendo la libertad de todas las compañeras que están presas por defenderse, Noelia, Higui y todas, hasta que todas seamos libres”.

Enredando las Mañanas

rnma enredando las maanas

Panorama Informativo

rnma Panorama Informativo

RNMA Radio


Escuchar en una ventana aparte

RNMA Web

RNMA Stat

Visitas del artículo
4114453